Después de vivir en España durante 13 años, puedo decir con confianza que el chupete definitivamente es una adicción cultural. Me he dado cuenta de que la mayoría de los bebés aquí usan a diario un chupete. A veces, hasta una edad muy avanzada, lo que puede provocar situaciones traumáticas cuando se decide quitarlo.

 

Incluso a los recién nacidos se les ofrece de manera continua el chupete días después de llegar a casa del hospital. Es como un accesorio que la mayoría de gente cree que es una necesidad. En mi opinión, el chupete no es una necesidad para un bebé y puede vivir tranquilo sin uno.

 

Con frecuencia, escucho a personas comentar o dar “consejos” cuando escuchan a un bebé llorando, “¿no tiene un chupete?” o “dale el chupete”. Pero en mi opinión esa no es siempre la manera correcta de lidiar con un bebé que llora.

 

Sí, es cierto que los bebés nacen con el instinto de succionar. Es un instinto biológico que incluso se empieza a practicar en el útero. La principal razón es para aprender a amamantar correctamente, pero también para tranquilizarse y, a veces, para dormir. Para algunos peques, el chupete es mágico.

 

Sin embargo, me gustaría que supieras que el uso del chupete también puede retrasar el progreso del sueño, causar una regresión del sueño y llegar a impedir que el peque concilie el sueño.

 

Para la mayoría de mis clientes (60%), el chupete es la causa de que sus hijos se despierten en la noche y hagan siestas muy cortas durante el día. Otro 15% usa otras ayudas para dormir, como mecerle, darle palmadas o darle pecho/biberón para volver a dormir.

 

Un bebé que usa un chupete para dormir se despertará con más frecuencia que un bebé que no lo usa. Aquí os dejo algunas de las razones (Fuente Tizzie Hall):

1. A menudo, a un bebé o niño que usa chupete para dormir le resultará más difícil alcanzar un sueño profundo, ya que la succión intermitente alterará su patrón de sueño.

2. Si un bebé se queda dormido con el chupete, lo más probable es que se despierte esperando succionar, pero si el chupete se ha caído, llorará y gritará para volverlo a tener. Aunque muchas veces, cuando llegamos para atender la llamada, el bebé puede estar tan despierto que será complicado que vuelva a dormirse.

3. El uso del chupete también puede interferir con el desarrollo del habla. Si te fijas, cuando un bebé está contento acostado en su cama, mira a su alrededor y hace sonidos de balbuceo. Estos son los primeros intentos del bebé de hablar.

4. Además, fíjate en la etiqueta de la mayoría de los chupetes: muchos fabricantes desaconsejan dejar a un peque desatendido con chupete, ya que pueden ahogarse en caso de introducirse a la boca la parte que no toca.

5. Los bebés que con chupete tienen un mayor riesgo de infecciones de oído, lo que puede provocar fiebre alta y la necesidad de antibióticos, que tienen sus propios efectos secundarios.

6. Un chupete puede enmascarar otros problemas. Si un bebé está llorando y no se conforma, generalmente hay una razón, y un chupete puede hacer que esto sea difícil de determinar. Me he encontrado con bastantes casos en los que cuando el peque acaba de comer se le pone el chupete de manera casi inmediata porque está inquieto. A menudo, la causa del llanto es que tiene más hambre o que tiene gases.

 

En ocasiones, los padres se quedan perplejos cuando su bebé empieza a despertarse más de noche. Si el peque es mayor, no tiene tomas nocturnas y tiene múltiples despertares nocturnos sin un motivo aparente, es muy probable que el chupete sea el problema.

 

Si crees que el chupete es lo que está haciendo que tu peque se despierte por la noche, es probable que sea hora de despedirse de él. Aunque puede parecer un gran paso para la mayoría de los padres, la realidad es que los peques pueden volver a aprender los hábitos y aprender a dormir bien sin uno. ¡Solo asegúrate de no reemplazar el chupete con otro apoyo del sueño para que se quede dormidos!

 

Consejo: antes de darle el chupete a tu peque si llora, en primer lugar, asegúrate de que nada está mal. Recuerda que el chupete podría estar tapando algún problema.

que el chupete podría estar tapando algún problema.

 

Consejo: antes de darle el chupete a tu peque si llora, en primer lugar, asegúrate de que nada está mal. Recuerda que el chupete podría estar tapando algún problema.

 

Imagen de Freepik