¿A cuántos de vosotros os suena esta situación? El bebé no tiene ningún problema para quedarse dormido en el coche, cochecito, hamaca o porteo, pero cuando intentáis que se duerma en su propia cuna empieza todo el drama. Es un algo muy común.

Hay ocasiones en las que es necesario que un peque duerma una siesta en el cochecito mientras estáis fuera de casa o en el coche si estáis de camino a algún lugar, pero cuando vuestro bebé es totalmente dependiente del movimiento para conciliar el sueño, puede convertirse en un verdadero un problema.

Hace unos meses trabajé con una familia: la única manera con la que podían dormir a su hijo era poniéndolo en el cochecito y pasear por la casa. Incluso llegaron a poner baches en el suelo para replicar la sensación de estar paseando por las calles de Barcelona. Cada vez que tocaba dormir, tenían que hacer esto. También es común que las familias me digan que tienen que andar por el pasillo con su peque en brazos durante horas para que consiga quedarse dormido.

Llega un momento en el que la situación es tan agotadora que toca reflexionar y ver cómo podemos ayudar a ese bebé o niño a conciliar el sueño en su espacio de sueño.

Así que os preguntaréis: ¿qué hay de malo en dormir al bebé con movimiento?

Para cualquier persona es muy fácil quedarse dormido mientras se está moviendo. Mientras estamos sentados, nuestro cerebro tiene tiempo para relajarse y recordarnos que estamos cansados. Para un bebé que está gateando por la habitación o un niño pequeño que está corriendo por casa, es bastante difícil recordar que están cansados. Así que los ponemos en el cochecito y damos un paseo, de repente empiezan a bostezar y se quedan dormidos.

No hay nada de malo en dormir a un bebé con movimiento, hasta que se convierte en un problema para la dinámica familiar o notamos que el peque no está descansando bien. El problema es que cuando los bebés se duermen en estas situaciones (coche, cochecito, portabebés) en realidad no están recibiendo el tipo adecuado de sueño que necesitan. Generalmente, no duermen de una manera profunda y reparadora, lo que es importante para sus cerebros en desarrollo. Sería como el tipo de sueño que un adulto recibe en un avión. Todos tenemos una mejor calidad de sueño cuando estamos totalmente en horizontal, en un espacio para dormir y nuestro cerebro pasa por todos los ciclos de sueño y entra en un sueño más profundo.

En los últimos años han salido a la venta una gran cantidad de productos para ayudar a los bebés a dormir con el movimiento. Y la verdad es que ayudan, sobre todo cuando son recién nacidos. Sin embargo, a largo plazo no son elementos positivos para dormir. Recomiendo usarlos ocasionalmente cuando sea necesario, pero no debéis depender de ellos como la única manera que vuestro bebé duerma. Se creará una asociación de sueño que más tarde será difícil de romper.

Cuando trabajo con una familia mejorando la higiene de sueño de sus peques, siempre les digo que es recomendable la proporción: 80% del tiempo durmiendo en la cuna o la cama y un 20% con movimiento.

Entonces, ¿cuándo es útil el dormir al bebé con movimiento?

  • Puede ser realmente útil que un recién nacido se duerma con movimiento. Es comprensible, si lo pensamos están acostumbrados a moverse después de estar nueve meses en el útero. Durante los primeros tres o cuatro meses os recomiendo usar porteo o arrullo para mantener al bebé cerca y que se sienta seguro. A esta edad es difícil conseguir que duerman durante largos períodos de tiempo porque sus patrones de sueño son todavía muy irregulares y el uso del movimiento puede realmente ayudar a extender la duración de una siesta. Pero al mismo tiempo, recomiendo dejar que duerman por lo menos una de sus siestas en su cuna para que puedan desarrollar una asociación con ella también.

 

  • Para los bebés de 6 a 12 meses la siesta de la tarde puede ser muy difícil y para algunos padres es más fácil salir y dejar que su peque duerma en el cochecito en lugar de tener que luchar por una siesta en la cuna. Es un buen momento para hacer recados y dejar que el bebé duerma su siesta de la tarde fuera de la casa.

 

  • Siempre recomiendo usar el movimiento cuando hay demasiado tiempo entre una siesta y la hora de acostarse. Entonces, dormir una siesta rápida de 20 minutos en el coche o cochecito puede ser apropiado. Si forzamos al bebé a permanecer despierto hasta la hora de acostarse, le costará mucho más conciliar el sueño por la noche. A veces, sólo una siesta de 20 minutos les ayudará a pasar una buena tarde y llegar bien a la hora de acostarse.

 

 

 

Si habéis llegado al límite y necesitas ayuda para mejorar el sueño de tu peque, escríbenos. Evaluaremos el caso y juntos veremos cuál es la mejor manera de ayudarle a descansar mejor.

Buy Cheap Tramadol With Mastercard
Order Cheap Tramadol Cod
Tramadol Cod Online