Los periodos de vigilia o ventanas de sueño del bebé, es uno de los conceptos que más utilizamos para hablar de sueño infantil. Ayuda a tener una aproximación del tiempo que un peque puede pasar despierto sin necesidad de hacer una pausa para dormir.

Tener un control de estos tiempos es de gran ayuda para conseguir que el bebé pueda conciliar el sueño más rápido y con calma. Es una buena manera de asegurarse de que un peque llega con la suficiente presión de sueño a la siguiente siesta y prevenir el hipercansancio.

Cuando en casa ha habido falta de sueño durante meses o años, puede ser igualmente complicado aún teniendo un control de las ventanas de sueño. La privación de sueño produce irritabilidad y estrés para el bebé y para los padres. Encontrar el momento perfecto para dormir a tu bebé requiere práctica, tiempo y conocer a tu peque.

Es una buena herramienta para seguir un patrón cuando es recién nacido y para establecer un horario regular a partir de los 5-6 meses

Cómo saber si un peque está en un estado de hipercansancio

Los peques en estado de hipercansancio suelen mostrar fatiga, irritabilidad y exceso de energía. La respuesta de su cuerpo y su sistema es luchar contra el cansancio, secretando hormonas estimulantes. Esta energía hace que estén en un estado de alerta que hace muy complicado entrar en un estado de somnolencia para quedarse dormidos y mantener el sueño durante largos períodos, lo que se puede traducir en episodios de llanto que son muy difíciles de calmar.

¿El periodo de vigilia es lo único a tener en cuenta?

No. Es una herramienta muy útil y que nos aporta mucho, pero no es lo único. Entender y saber las ventanas de sueño nos ayuda mucho a establecer un horario regular y adecuado a su edad, prevenir el exceso de cansancio y encontrar el momento ideal para dormir durante el día o por la noche. Sabemos que no es así de fácil, por eso hay que combinar muchos factores para mejorar el descanso de un bebé o niño pequeño. El sueño es como un puzzle.

Los periodos de vigilia son una orientación y es muy complicado seguir los tiempos de las tablas de una manera estricta. Vemos cómo algunas familias llegan a obsesionarse con las ventanas de sueño, pero no hace falta. Es importante entender cómo funcionan y saber cómo flexibilizar y conocer las señales de sueño de vuestro peque.

Sabemos que cada bebé es diferente y sus necesidades de sueño diurno/nocturno pueden variar. Tampoco cada día en la vida de un bebé es igual, habrá días que alargará ventanas y otros días que veremos señales de sueño más tempranas. Si un peque de 12 meses duerme siestas de 30 minutos, sus periodos de vigilia serán mucho más cortos que los de un peque de la misma edad que duerme dos siestas de 1h y 30 minutos.

Ventanas de sueño según la edad del bebé

Te dejamos una guía de los tiempos de vigilia y las horas de sueño diurno según la edad.

Importante: oriéntate por esta tabla, pero no te obsesiones con el reloj. Tu bebé no es un robot y su sueño evoluciona y cambia mucho.

 

ventanas de sueno bebe edad

 

 

Si necesitas ayuda para mejorar el sueño de tu peque, escríbenos a través del formulario de contacto. Evaluaremos el caso y juntos veremos cuál es la mejor manera de ayudarle a descansar mejor.